Prestar atención a los diferentes componentes de la factura eléctrica puede hacernos ahorrar mucho. En este artículo te explicamos cómo funciona el mercado de la luz en España y qué tienes que tener en cuenta a la hora de solicitar dar de alta este suministro.

 

¿Cómo dar de alta la luz? 

 Según informan desde Compañías-de-luz.com, dar de alta la luz es un proceso sencillo, pero es recomendable conocer varios datos importantes. Para empezar, el precio por dar de alta la luz es el mismo sea cual sea la compañía con la que vayas a contratar. Los expertos de Compañías-de-luz.com Lo que definirán los importes de dar de alta la luz y el gas son los kWs y la potencia que se contrate. ¿Cuáles son los pasos a seguir para dar de alta la luz? En Compañías-de-luz.com indican que:

  • Primero hay que conocer cuáles son los hábitos de consumo de la casa y las necesidades energéticas de la misma. Esto nos ayudará a contratar tarifas más ajustadas y poder ahorrar.
  • Segundo, informarte de cómo funciona el mercado eléctrico en España. En resumen, existe el mercado libre, donde operan cientos de empresas con diferentes precios en sus tarifas; y el mercado regulado, con una única tarifa y precios fijados por el Gobierno de España.
  • Compara comercializadoras. Utiliza la herramienta gratuita del comparador para saber qué empresas te ofrecen los mejores precios. Contacta con ellas para resolver tus dudas.
  • Finalmente, a la hora de contratar tendrás que indicar que necesitas dar de alta el suministro. El plazo que se maneja en estos casos es de 5 a 7 días hábiles. Por lo tanto, es mejor planear el trámite con un poco de antelación.

 

¿De qué se compone la factura eléctrica?

Como ya hemos comentado, conocer los hábitos de consumo de la casa es fundamental para ahorrar. Si contratamos una tarifa que no se ajusta a nuestras necesidades estaremos pagando de más por un consumo que no realizamos. Estos son los dos términos más importantes en los recibos:

  • Término fijo (la potencia contratada): indica la capacidad del suministro de funcionar con varios aparatos eléctricos funcionando de forma simultánea. No varía aunque se consuma más o menos, pero el precio es mayor cuanto mayor es la potencia. Por ello, es imprescindible elegir bien la potencia y no pagar de más si no lo necesitamos.
  • Término variable (el kWh): por otro lado, el precio del kWh se recoge en el término variable. Dependiendo de los hábitos de los habitantes de la casa será mejor contratar un precio del kWh estable o una tarifa de discriminación horaria con precios más baratos y más caros según las horas. De hecho, esta última modalidad es muy recomendada por organizaciones como la OCU, en este artículo encontrarás más información.

Uso de cookies

En www.enseconil.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies